Blogia
Un corazón equilibrista...LoKuRa

Cita a la Italiana y otros vinos rosados

Cita a la Italiana y otros vinos rosados Hace quizas un año de esto... creo que me echo la maldición de las tres citas, desde entonces no he superado ese numero de encuentros... si ya lo dicen que salir con italianos trae mal agüero!!!

oooooooohhh la dolce vita!! lamore mi torna matto il cuore, desitjo vedere tuoi oquios bel.los
He conocido a un italiano monisimo, de esos que mandan mensajes al móvil en italiano, de esos que hablan de Italia de pasta y de vinos rosados, de esos que tienen un encanto irresistibles además de por ser guapos por ser italianos. Se llama Giorgio, como la colonia y es mas majo...

1era cita. No nos entendemos muy bien, pese que el italiano y el español son parecidos es difícil mantener una conversación fluida, y no es mi culpa porque yo tengo un italiano perfecto, es el que habla como muy cerrado... tiene un acento raro... me parece un poco rollo, pero claro el morbo de este chico es que es italiano así que no puedo quejarme por la misma razón por la que me gusta.
Paseamos un buen rato, y nos sentamos en una cafetería, no para de mirarme, creo que quiere besarme pero... no quiero que lo haga, no se que me pasa, es guapísimo pero no siento ningún deseo al mirarlo, vamos que no me pone... solo siento deseo cuando me escribe al móvil, pero en persona no se... no hay química, es como una relación Morbo- Móvil- Fónica.

2 cita Vamos a cenar a un italiano, pedimos variedad de pastas para probarlas todas, al pesto, putanesca, carbonara, napolitana, sigo sin sentir ganas de besarle, supongo que la culpa la tiene la salsa al pesto, le ha dejado un aliento algo raro... y un trozo de perejil en el diente, nose como decirselo... oye perdona tienes un tropezon ahí... no no ahí... en el otro diente... a ver por favore camarino una escarpa y un martillo para el señor!!!
No paro de mirarlo y pensar que es guapísimo, noto que hay mujeres que lo miran y yo que lo tengo delante... no hago más que mirar el reloj ¿que estarán haciendo Moni y las demás?
Le digo que me encuentro mal ( uso la vieja excusa de: esque he comido demasiado y me duele la barriga) como no tiene coche no puede llevarme a casa, ( mejor así no tendre que despistarlo dandole mil doscientas cincuenta y dos vueltas para que no se aprenda el camino) me sigue hasta la puerta, hasta la calle, hasta el parking y hasta el coche, me dice palabras bonitas en italiano, yo le digo que siento que tenga que coger un taxi pero que no me veo con fuerzas para llevarle ( no tengo corazón, lo se) se me hace raro, para no conocerme de mucho, me dice cosas demasiado bonitas de mi, es como si me estuviera idealizando, la verdad es que me da un poco de miedo.
Cuando llego a casa tengo 7 mensajes en el móvil, todos de el. ¿? si me acaba de ver... que raros son estos italianos...

3era Cita Decido darle otra oportunidad, a ver si se despierta algo en mí, aún habiendo cogido un taxi ha vuelto a llamarme, que le voy hacer! soy una enamorada de Italia y de los italianos, y para uno que encuentro y que además es monisimo resulta que no me gusta, no me entiendo. Hoy no quiero quedar a solas con el, así que le digo donde vamos a estar, y se pasa por el local donde siempre vamos, cuando llega yo ya estoy un poco contenta, así que le veo mas guapo de lo normal, supongo que a causa de los martinis.
Aprovecha un bailecito de salsa y me agarra, se que tiene 2 manos pero se ha convertido en el hombre pulpo, es como si en un instante le hubieran brotado 6 manos mas, porque no puedo ni moverme, no se como se las apaña para meterme un cigarro en la boca, darme un vaso de cubata, agarrarme de la cintura y tocarme el pelo, ¡ y todo eso a la vez! Que estrés! antes de poder reaccionar me planta un beso y... mmmm.... no esta mal, no besa nada mal... pero sigo sin sentir deseo es que parece un desatascador y me esta desatascando las cenas de las tres ultimas noches....

2 horas después y 3 cubatas más

JopUtAA que no, que no, que no es italiano, que me a dixo que se llama Paco y que ee de Cadi. Y yo aquí dando segundas oportunidades, como si tuviera complejo de Jose Luis Moreno en Noche de fiesta!
No puedo creerlo... dice que no sabia como decírmelo, que fue una táctica porque los italianos ligan mas, que no es del todo mentira porque estuvo 4 años viviendo en Italia y que por eso habla tan bien el italiano y que lo sentía mucho pero que no sabia como decírmelo. Ya decia yo que tenia un deje raro...
En un instante mil pensamientos invaden mi mente, el primero de todos matarlo, respiro y cuento hasta 3, 1 me siento engañada, 2 me siento tonta por haberle hablado como a los indios para que me entendiera, 3 lo quiero matar, 4 sigo contando y el sigue esperando a que reaccione, 5 me esta mirando y no soy capaz de decir nada, 6 de mi boca sale una palabra: VALE y mientras la digo trago saliva y agito la cabeza, creo que voy a retorcerme el cuello y a vomitar verde como si me transformara en la niña del exorcista, mi mirada recorre toda la sala, sigo diciendo vale, pero esta vez lo acompaño de un: vale, bueno... esta bien... vale...vale... en el ultimo vale me fijo en su cara de asombro ante mi reacción y me sale una carcajada y entonces el empieza hablar esta vez sin acento italiano, viene a ser mas o menos así:
Mira me parese que tu ere presiosa y no quiero eztropear ezto por un una tontería de na, te lo dixo tarde pero te lo he dixo y ( bla, bla,) tu eres presiosa y yo no te merezco, porque yo no valgo na, además me obsesiono muxo cuando me gusta alguien, pero creo que contigo va ser diferente.
Me giro sin decirle nada y se lo cuento a Moni, a Lidia, y como Marta no esta la llamo al móvil para contárselo también, durante el resto de la noche nos damos cuenta de que no solo es un mentiroso sino que además parece estar loco, no me quita ojo cada vez que se me acerca alguien y adopta un rol de victima que mas que dar pena asusta. Es el hombre mas raro que he visto nunca, dice tonterías para llamar la atención, nos cuenta que se ha roto las costillas, el brazo y una pierna, todas alucinamos y le preguntamos si tuvo algún accidente, responde que no, que se rompió las costillas haciendo artes marciales, el brazo dándole un puñetazo a la pared y la pierna haciendo deporte, además de imbécil resulta que también es hipocondríaco.
Vaya que para un italiano que encuentro y resulta que no es italiano y que encima esta mentalmente perturbado, quizás por eso no había química, el sexto sentido me avisaba y yo ni cuenta....
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres