Blogia
Un corazón equilibrista...LoKuRa

Cuerdamente loka

Cuerdamente loka Estaba allí... voluntariamente sentada frente a un desconocido que probablemente estaba tan loco como yo... la idea es simple, tu te sientas y hablas, la misma sensación de estar en la pizarra del colegio con la tiza en la mano sin hacer nada, salvo ver como tu profesora y los otros 28 alumnos esperan a que hagas algo.
Estuve por decirle que sacara una cerveza y unas patatas, al menos así me sentiria mas comoda.
Realmente alli sentada me dí cuenta de que las palabras habían de ser escogidas con un sumo cuidado... todo, todo lo que dices va directamente a una bascula, donde absolutamente todo pesa. Cada palabra es descuartizada con la experiencia de un carnicero al deshuesar un pollo y a la vez con la torpeza de un estudiante que disecciona a una rana, porque a veces, con lo que dices, tan solo quieres decir lo que estas diciendo, sin mas.
Todo empezo con un como estas ( mientras miraba la ficha para saber mi nombre)...
Entonces hablas...y miras el mismo reloj que el esta mirando de reojo... hablas y el anota y emite sonidos como uhuum ahja...y entonces como si fuera la media parte de un partido de fútbol cambiamos de campo...
Veo a un Sr de unos 40 años con un traje barato y un pesimo gusto para escoger corbatas, clásico, la raya del pantalón no esta bien planchada asi que seguramente no tenga mujer, no hay anillo en el dedo anular, quizas sea separado. A juzgar por la inexpresión de su cara, por esa palidez que carece de luz...por esa tensión en la rectitud al sentarse... me atreveria a decir que hace meses que no folla.
Yo sigo hablando... y el sigue emitiendo sonidos como uhuum o ahaja como si fuera un puto contestador automatico... solo levanta la cabeza del papel para mirarme de vez en cuando... y a mi... no se porque... me entran ganas sacar mi lengua y pasearla por mis labios como si fuera una Lolita descarada, simplemente por el placer de comprobar si tiene alguna reaccion, porque me parece estar hablando con un zombi que ni si quiera se ha dado cuenta de que lo es. Asi que como si estuviera poseída empece hablar y a psicoanalizarme yo sola. Y por primera vez en toda la hora vi una reaccion en el... su cara era de sorpresa y había retomado una nueva posición en su postura.
Es un poco una sensación de tomar decisiones tu sola y pagarle a alguien por ello.
Asi que mientras el recetaba el nombre de un medicamento impronunciable... yo di un respingo y lance en voz alta un monton de decisiones... como si mi garganta fuera una tubería atascada y la situación el desatascador.
Decidi quitarme los zapatos alli mismo, dejar de sentir la vida con el tacto de un guante, sali de la consulta descalza, y antes de cerrar la puerta tras de mi, me volvi, me acerque a la mesa.... y le pregunte: y tu.. tu como estas?
Muy sorprendido y como por inercia respondio: bien... y yo creo que ahí... ahí le planteé su primera duda.
Yo, tire la receta en la primera papelera que vi.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

danirmartin -

Este post es absolutamente genial.

Primero pensé que era una entrevista de trabajo, y me veía a mi mismo en la última que tuve. Luego ya me di cuenta de qué estabas hablando... y ya te imagino desconcertando a aquel pobre hombre y saliendo por la puerta como una autentica reina, con esa receta perdida en la papelera.

Yo, como tú... no sé porqué, pero creo que nada que te vaya a decir un psicólogo no te lo puedes decir tú mismo.

El marinero loco -

Ay...esas visitas al psicoloco...no me las he planteado nunca así...me gusta lo que escribes y cómo lo escribes, y esa pequeña pizca de...mala leche quizás?
Por cierto a mí las rayas del pantalón me salen muy bien. Y plancho yo, eh...un beso, locuela...no seas demasiado buena...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres