Blogia
Un corazón equilibrista...LoKuRa

La despedida

La despedida Hoy vengo a regalarte la previsión, la previsión de regalarte la despedida de la que aún no se ha ido... y vengo a despedirme ahora que no quiero irme, ahora que puedo despedirme como quisiera hacerlo entonces, ahora que puedo ser objetiva con este hasta luego, ahora que aún no me has hecho daño todavía, ahora que aún no te roto el corazón, ahora que no se si tendré que despedirme algún día.

Así que te pido perdón ahora ...te pido perdón por todos los viajes que no habremos echo por culpa de mis bolsillos rotos, por todos los lugares a los que no abre ido contigo por falta de tiempo, perdón si cabe por haberte enjabonado demasiado la espalda el día que me haya duchado contigo, perdón por haberte dado demasiados abrazos, perdón por haberme sentido una princesa en la parte de atrás de tu coche a la luz del mundo... por haberte comido a besos y a mordiscos en los semáforos en rojo, por no querer que se pongan verdes... perdón por no saberte cantar canciones de sabina sin desafinar , perdon por hacerlo en dirección contraria con la ventanilla del coche bajada, por levantarme despeinada por las mañanas, por ser lo primero que deseo llevarme a la boca cuando despierto... perdón por el zumo de naranja, por los plátanos con canela que algún día echare de menos...
Te pido perdón porque algún día tal vez sienta celos, porque seguramente no sabré cuidar que no me acomulen los kilos en la tripita, porque te abrazare demasiado fuerte y con demasiadas ganas, porque no podré invitarte siempre a helados y a restaurantes caros, porque te cogeré de la mano y no querrán desenredarse mis dedos de tus dedos. Te pido perdón porque querré hacerte el amor en todas partes, perdón porque tal vez te llamare demasiadas veces por teléfono, y porque seguramente no soportare a tus exnovias, perdón porque te diré cosas que no siento cuando me emborrache y me tocare el pelo y coqueteare con el chico de la camisa blanca para sentirme deseada por ti, por alguna razón que no recordare a la mañana siguiente en el desayuno, perdón por querer quitarte los enfados con abrazos, por no saber enfadarme, por no saber decirte siempre que no.
Te pido perdón porque se me habrán quemado mas de una vez las patatas, por dejarte amanecer abrazado a los rincones imperfectos de mi cuerpo
Perdón porque poco a poco me abre ido conociendo la geografía de tu cuerpo, cada día seré un poco menos turista y a la vez cada día descubriré un lugar nuevo donde aún no abre estado...perdón porque descubriré siempre figuras nuevas en tus lunares.
Perdón porque te dare demasiadas lunas gratuitas, porque no querré dejar de sorprenderte, perdón porque no te haré caso cuando me digas no sigas malvada. Perdón porque no me importara la hora que sea ni las hojas vacías del calendario, perdón porque te haré fotos sin cámara, porque te robare todos tus pantalones y me haré vestidos con tus camisas... te pido perdón así , de este modo, porque no te contare todo lo que escribo pero te diré sin temores todo lo que querré algún día.
Perdón por querer comer tomates con aceite y sal contigo, te pido perdón porque algún día te mirare a los ojos impasible y radical y te diré... si, me he enamorado y que pasa! te pido perdón por si llega el día en el que te quiera demasiado, perdon por tener el antojo de pensar que eres la abuja del pajar, por creer que encontre en ti la lámpara y el genio, y las mil y una noche.

Y vengo a despedirme ahora que no quiero irme, ahora que tengo miedo... ahora que aun tiemblo si me tocas, ahora que me estremezco, vengo a despedirme ahora que siempre brilla el sol, ahora que cazo estrellas como si fueran mariposas, ahora que todo es chocolate y miel..

Asi que te regalo una despedida sin marcharme, porque tal vez mañana te dejare una hoja en blanco y no sabre que decirte... siempre se me dieron mal las despedidas... te dire adios así....Besándote, acariciándote, mimándote hasta desgastarte... matando como matan todos al amor por sobredosis, tomando el antidoto hasta envenenarme... porque si has de morir... si he de morir de amor... quiero hacerlo en tus brazos y que seas tu el que me de siempre el ultimo beso... del que tomare aire como quien toma el ultimo aliento para decirte adios... para volver a morir si es preciso en otros brazos si no eres tu...y si lo vivo así como lo estoy viviendo ahora... podré abir el album de fotos de mi memoria y pensar que valió la pena conocerte... aunque por entonces.. no sepa decirte adios porque nunca, nunca se me dieron bien las despedidas, y si esa despedida no llega nunca... volvere a leer esta carta sin sello y remitente, para acordarme y recordarte, porque te quedas... porque no me marcho, porque una empieza a morir de tanto amor desde el mismo momento en el que nace.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Sara -

...piel de gallina...
Es bueno saber pedir perdón, pero... y si aprendiaramos a no tener que pedirlo? no se.. y menos por amar a sí a alguien, no pidas perdón por ello, es algo precioso saber hacerlo...
un besito!

luis -

Precioso, simplemente.
Escribir sobre una despedida que sabes, que no quieres que llegue nunca, ahora que estás tan enamorada. Si me dedicaran un escrito así a mí, me derretiría

toshiro -

Qué el destino te bese con sus impredecibles mareas.
Abrazos

Mai -

¿No es triste no quereres enamorar por pensar que el amor un día terminará? ;)
Besos mil
PD: Normalmente un "hola" te complica más la vida que un "adios" ¿no?
Me encanta leerte

Jeo -

No hay cosa más bonita en el mundo que pedir perdón, perdón por estar llena de amor, perdón por todas tus imperfecciones que te hacen ser tan humana, perdón por cada momento de tu vida que vives lleno de pasión...

No sé, si yo fuera él, sería yo quién te pediría perdón.

Trini -

No debes pedir perdon por amar. Ama porque te da la gana los que deben pedir perdon son aquellos que son incapaz de devolver una pizca de lo que se le entrega.
Precioso Post, como todos los tuyos, perdona que te lo diga, pero escribiendo eres una mujer muy madura, No te enfades ya sé que no tienes arrugas en la cara hablo de la madurez del alma.

Besos mil

exagerada -

Ahora sólo falta atreverse a decir a quien amas que tal vez un día ya no.
Maravilloso texto.
Besitos
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres