Blogia
Un corazón equilibrista...LoKuRa

LA TERCERA GALERIA

LA TERCERA GALERIA

Tenia que coger número, la cola ocupaba parte de la calle entença. Un magrebí cargaba una pesada bolsa y los dos gitanos de delante habían encendido ya el tercer cigarrillo.

Metí mis manos en los bolsillos, hacia frió.

Ya había llegado a la puerta y había entregado el DNI, ahora solo bastaba esperar a que dijeran mi nombre por el altavoz.

Y recordé.

Me abordaron por sorpresa aquellos días, los 80 y las victoria acordonadas, las tardes en el río tirando piedras... las camas altas en el pueblo en casa de la abuela, y los pimientos... aquellos pimientos verdes fritos que yo guardaba en los bolsillos para que a Diego no lo mantuvieran mas en la mesa.

Recordé el estirón de pelo y mas tarde el abrazo de perdón... las tardes en bicicleta hasta que caía el sol y las veces en las que el me esperaba arriba de la cuesta, cuando yo cansada de pedalear me había detenido ha descansar y a retomar el aire.

 

Fue entonces cuando una voz aguda pronuncio mi nombre... se abrió la puerta metálica y chirriaron las juntas de aquellas pesadas rejas... caminé entre la multitud de familiares y amigos hasta un pequeño habitáculo de un metro por un metro, número 24 podía leerse en aquella puerta de hierro oxidado...

No dije nada, y no pregunte...solo puse la mano sobre el cristal, frente a su mano...

-         has venido- dijo...

 

Pasaron los 20 minutos y el funcionario dio un pequeño timbrazo de aviso y luego  fue abriendo todas las puertas... separe la mano del cristal, contuve la respiración y ya sin sonido pude leerle los labios... TE LO PROMETO... y yo lance un beso al aire.

 

Nos amontonamos todos en el pasillo frente a una puerta cerrada y sentí el ahogo de la tercera galería... y al salir respire... como si el aire ahora, supiera distinto y oxigenado.

 
 
 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

4 comentarios

humbert -

la vida y la libertad de vivirla como queramos son las dos cosas más valiosas que nos pueden arrebatar. solo queda pensar en el futuro.

un placer

coco -

La felicidad y la libertad, a veces, son una mano contra otra separadas por un cristal de plástico y algunos agujeros, los mismos que convierten en coladores las almas.

Oceanida -

Algun dia volvera a volar en el cielo de tus ojos...
Un abrazo.

HSolo -

No existe mayor tesoro que la libertad... sin la libertad de los que me rodean yo no me sentiría libre.

Un besazo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres