Blogia
Un corazón equilibrista...LoKuRa

Roberto

Roberto

Se llamaba Roberto, si... Roberto... era aquel niño raro. Lo recuerdo porque alguna vez creí ver algo bajo aquella mirada triste y aquel semblante cabizbajo. Andaba siempre con una coleccion de cromos de jugadores de beisbol, se sentaba solo en el segundo escalon de su rellano y los miraba una y otra vez... recuerdo haber salido de casa a jugar una mañana de domingo y al regresar, cuando el sol ya había abandonado la tarde... Roberto seguia alli, como inmovil e invisible a los ojos de todos, tranquilo... y solitario en aquellas escaleras.

Por aquel entonces yo era una niña de pelo alborotado y rodillas magulladas y el en cambio, con aquel aspecto de niño desvalido y desgreñado llevaba un pantalon intacto, sin ningun parche ni rodillera, alguna vez me dio por inventarle historias en mi mente y pensar que estaba enfermo, en el mejor de los casos imaginaba que con aquel semble tan raro, aquella boca llena de hierros y aquellas gafas tan grandes podria tratarse algun joven inventor loco.

Nunca hablamos... tan solo nos cruzabamos cuando el sol ya había caido y nos dedicabamos una mirada.

Hoy, despues de casi 15 años me lo he encontrado. Como de costumbre iba solo bajo un paraguas, seguia teniendo el mismo semblante aunque su desgarbo habia mejorado con los años, al encontrarnos, como siempre en silencio nos dedicamos una mirada y como un reflejo involuntario los dos bajamos la cabeza. El subio al autobus y yo... me di cuenta de que el sol una vez mas habia abandonado la tarde.

Supongo que hay cosas que nunca cambian. Se llamaba Roberto, si... ahora lo recuerdo.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

9 comentarios

erik -

Si s verdad, todos tenemos un Roberto en nuestras vidas, y bueno a mi aquella tarde,...
Bueno creo que no baje los ojos me uede mirandola como quien se encuentra a un fantasma. Y ella, ella no veia a nadie, eso si que lo se seguro.

torosalvaje -

Gracias por ponerme en tus links. Pero te has dejado una T antes de orosalvaje.
Un beso.

torosalvaje -

Precioso lokura.
Como siempre me llegas al alma.
Felicidades.

Maktub -

Muy lindo...escribís precioso...

saludos,

de barro y luz -

Recuerdos de miel y cierta tristeza...MELANCOLÍA.
si te lo vuelves a encontrar, míralo a los ojos y díle: "Hola Roberto" Es posible que tengáis muchas cosas intereseante que deciros antes de que caiga la tarde.

Gracias por dejarte descubrir...ha valido la pena.
Un bso.

coco -

Me cambio por Roberto, sin pensarlo, sólo por que bajáramos, los dos, los ojos al mismo tiempo.
Un besazo.

lokura -

Froymario...alguna vez también lo pienso... esque de veras a veces nos quedamos ahi... en un cruce.. sin decidir.. sin pisar acelerador en fin... besos a los dos!

froymario -

De acuerdo, muy padre el post.

Yo tengo el recuerdo de algunos compañeros de primaria (de cuando tenía 6 años) que hasta pienso que ni se acuerdan de mi. Cuando voy a mi pueblo a veces los veo caminar todavía por ahi, no sé si de vacaciones o si nunca salieron de ahi...

danirmartin -

Me encantó este post.

Sobre todo porque todos tenemos Robertos deperdigados en nuestra memoria y que un día reaparecen, como por arte de magia.

Quizás ellos no sepan hasta que punto son parte de nuestras memorias y lo mejor: nosotros si estamos o no en su mente y sus recuerdos.

Seguro que sí. Él también bajó la cabeza.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres