Blogia
Un corazón equilibrista...LoKuRa

Recuerdo de Monaco

Enciendo un cigarrillo, el humo dibuja nombres fugaces, preteritos imperfectos, recuerdos solamente... y aparece él, un pasado aun latente, aun palpable y masticable como un chicle que refresca mi aliento... no, no es ha él a quien añoro... es al sentimiento que el me producia, tendria que dejar de fumar ausencias me digo mientras apago sobre el cenicero un recuerdo mas, una ilusión de entonces que se desilusiono.

Miro la bola que hay sobre la mesita, una de esas de cristal que mamá me trajo la unica vez que viajo, recuerdo de Monaco pone... y en ella hay un castillo en el interior de una burbuja y un mundo que al agitarlo se llena de magia porque nievan copos de purpurina.

A veces paso minutos enteros mirandola, ni si quiera estado en Monaco me digo... tendria que ir algun dia... por ver el castillo fuera de la esfera, pienso y luego le doy vueltas una y otra vez para ver la purpurina.
Siempre me gustaron estas esferas... tal vez porque mi corazon es un poco asi.....

estatico dentro de una burbuja donde aparentemente todo esta en calma... a veces llega alguien y lo agita y mi mundo se llena de magia... y NIEVA.

No me importa que la magia dure tan solo lo que tardan en caer los copos... cuando me agitan aunque sea solo un instante me lleno de purpurina...

Algun dia alguien disfrutara dandome la vuelta una y otra vez, se pasara minutos enteros mirandome, y eso nada tiene que ver con la eternidad, ni con el haber estado en Monaco, sino con la nieve.

psd. Coco, cuando todo esta estatico... solo hay que girar la esfera... es magia y siempre nieva.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

erik -

Me gusta eso, es lindo yo tengo una se esas bolas, lo que ocurre es que la nieve ha acaado pegandose al suelo y ya casi no cae.

Lastima.

Pero como puse en mi blog primero de todos:
Mi corazon es un laud suspendido, a penas lo tocan se pone a vibrar.
(De Beranger)

Besos

coco -

Siempre haces girar la mía, y nieva y nieva sin parar, hasta que mañana uno se levanta con la purpurina en aprente calma y un recuerdo tuyo la vuelve a agitar.
Un besazo corazón.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres