Blogia
Un corazón equilibrista...LoKuRa

Marineros

A veces siento que cuanto mas me muestro, menos me ven... y que cuanto mas chillo menos me escuchan... es en el intento de escapar de mi misma, de esconderme entre los muros que levanto atrincherados, es en ese dedo que levanto para decir, tu no puedes pasar... cuando alguien envalentado, se detiene y pasa sin abrir, porque jamas le eché la llave a una puerta.... es el miedo a desenmascararnos, es en el miedo de ser vistos cuando mas nos ven...
Creo que fue en el punto en el que huia de mi misma, justo cuando decidi abandonarme en aquella gasolinera como si fuera mi propio perro, fue justo entonces cuando lo entendi... yo nunca lo haria, yo n o podia hacerme eso. Me ví... demasiado derrotada y demasiada llena de vida todavia.. me mire a mi misma, desde adentro.. desde afuera... como si hubiese sido un desdoblamiento del alma... comprendi quien era... y de que estoy echa... en el intento de huir de mi, tropece conmigo misma y me encontre.
Ya he asumido, que soy huerfana, que ando sola frente a un mundo que siente que yo estoy frente a el, y que tambien esta solo, ya he aprendido que hay noches en las que no hay ni si quiera eco, ya he aprendido a sufrir menos tiempo cuando veo desmoronarse un castillo de naipes... he aprendido a ponerme sola los zapatos, y aflojar el mismo cordon que me ahoga cuando aprieta demasiado, tal vez he aprendido a destensarme cuando estoy a punto de romperme.
He aprendido a querer a la gente sin necesitarla, ha estar con ellos solo porque quiero, o porque quieren sin ningun tipo de intercambio absurdo o egoista movidos por el temor a la soledad.
He aprendido pues a no pedir, a no mendigar pan para el alma, abrir los brazos y a desenvolver paquetes de regalo... a mirar la tapa del yogur donde pone la fecha de caducidad, y a comermelo de todas formas.
Me he acostumbrado abrir la nevera de mi corazon cuando esta llena... y a cerrarla e irme a dormir cuando sus estantes estan vacios... porque durmiendo no hay hambre.
A veces me asomo al filo de mi trapecio... y pienso... si el se salvo de un sexto, yo de un cuarto ni lo intento.... si saltara le pondria la victoria demasiado facil a la vida... tendras que matarme puta, le grito... porque esto... esto es una cuestion de orgullo.
Y me mantengo en pie, con las piernas temblorosas. Sin duda tambien he aprendido a morir sin tener que matarme, para poder sentirme viva de nuevo, como quien da de nuevo una bocanada de aire, como si yo misma fuera la bomba hidraulica de mi alma, que renueva la sangre que bombea, sin que se estanque ni se enturbie.
Eso.. eso no me asusta.
Miro a mi alrededor y veo que la gente tiene miedo a querer... yo en cambio a querer a alguien no le tengo miedo, a lo que le tengo miedo es a no saber dejarme querer.
Dejarme querer es una de esas cosas que una tiene en esa libreta cuadriculada donde se anotan las tareas pendientes... es algo que aun no he aprendido... eso me da mas miedo que estar loca... tal vez porque me he acostumbrado al trapecio, a vivir con el pie buscando el equilibrio en la cuerda floja....
Tener los dos pies en el suelo es lo que mas deseo y lo que mas me aterra... tengo miedo de volverme un marinero... de esos que a fuerza de navegar solo se marean cuando estan en tierra y dejan de sentir ese tambaleo...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

babel -

Cuando uno esconde las cosas es como mas las muestra, la indiferencia es el arma mas eficaz contra lo que no quieres mostrar. A veces no es cuestión de uno dejarse querer, simplemente pasa y ya. Suerte en ese aspecto

Lucía -

Uh..buen post.
Sabes deseo aprender esas cosas que vos sabes manejar y en las otras dejar de sentirme identificada.
Yo también tengo miedo de no saber dejarme querer, de no aprovechar una oportunidad por miedo a equivocarme.
Me gustaría saber tu nombre..:)
Un abrazo!

buho -

O nos escapamos de nosotros mismos o nos reinventamos para no sufrir. Escaparse no merece la pena, porque así no solucionamos nada. Escudriñarse por dentro y corregir errores o desechar sueños y vivir realidades, aunque la realidad no nos termine de gustar del todo...
Besos

Nhita -

Tienes toda la razón lokura, se tarda mucho mas tiempo en aprender a dejarse querer que en perder el miedo a querer a alguien, supongo que todos llevamos dentro un corazón suicida y preferimos querer y sufrir que que nos quieran pq de alguna forma asi controlamos nosotros mismos la situación..
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres